Abramos los ojos para ver; los oídos para oír y el corazón para sentir.

traduse în limba română

traduse în limba română
apăsaţi

Insignia identificativa de Facebook

Mi lista de blogs

ICONOS COPTOS

Los iconos a través de la pintura morph

ESCRIBIR UN ICONO POR PETRU BRADUT

ICONOS DE LA MADRE DE DIOS

Iconos ortodoxos (ro)

Iconos ortodoxos (ro)
pulsar

ICONOS ORTODOXOS

ICONO (it.)

Enero 2009

   

TU CRUZ ADORAMOS, SEÑOR, Y GLORIFICAMOS TU RESURRECCIÓN

ICONO DE LOS SANTOS PEDRO Y PABLO

ICONO DE LOS SANTOS PEDRO Y PABLO

XVIII c. from Veliko Tarnovo, Bulgaria. Painter Ioan from Chivindola

XVIII c. from Veliko Tarnovo, Bulgaria. Painter Ioan from Chivindola

VIRGEN DEL SIGNO

MADRE SANTA PARESQUEVA

MADRE SANTA PARESQUEVA

JULY 17 Holy Royal Martyrs of Russia

JULY 17 Holy Royal Martyrs of Russia

Icono de la Protección de la Madre de Dios (1 de Octubre)

Icono de la Protección de la Madre de Dios (1 de Octubre)
Santo Icono que se venera en la Parroquia de S. Andrés y S. Nicolás (Alicante)

¡Cristo ha resucitado! Hristos a înviat! Χριστός Ανέστη! Христос Воскресе! ქრისტე აღსდგა!

¡Cristo ha resucitado! Hristos a înviat! Χριστός Ανέστη! Христос Воскресе! ქრისტე აღსდგა!

La Imagen de Cristo no sólo muestra el encuentro de Dios con el hombre, sino que constituye al mismo tiempo una invitación al encuentro del hombre con Dios. Muestras de este segundo encuentro son las Imágenes de la Virgen y de los Santos, los amigos de Dios.

sábado, 30 de mayo de 2009

ICONO ASCENSION DEL SEÑOR


Kontaquio Tono 6:

Habiendo cumplido la dispensación para con nosotros y unido todo lo terrenal con lo celestial, ascendiste en la gloria, oh Cristo Dios, sin apartarte de nosotros, sino permaneciendo inseparable y prometiendo a los que te aman: Estoy con vosotros, y nadie estará contra vosotros.

pulsar sobre icono para agrandarlo

domingo, 17 de mayo de 2009

A la mitad de esta semana


A la mitad de esta semana, se celebra solemnemente el día justo al medio del tiempo entre la Resurrección y la Fiesta de Pentecostés. Se llama la fiesta en que Cristo, justo a la mitad de la fiesta, enseña a los seres humanos acerca de su misión salvadora y ofrece a todos “las aguas de la inmortalidad”. (Juan 7,14) Nuevamente nos recuerda la presencia del Maestro y de su promesa salvadora: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.” (Juan 7,37) Pensamos una vez más en nuestra muerte y resurrección junto a Cristo por nuestro bautismo, y nuestra recepción del Espíritu Santo en la Crismación. Como dice uno de los himnos de la fiesta, “miramos hacia atrás a una, y anticipamos la otra.” Sabemos que pertenecemos a aquel Reino del Cristo Resucitado donde “el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.” (Apocalipsis 22,17; Isaías 55,1)

martes, 5 de mayo de 2009

El icono de la Madre de Dios “Cáliz inagotable”


El icono de la Madre de Dios “Cáliz inagotable” obró su primer milagro en Rusia en el año 1878. Un soldado retirado de Tula gastó su pensión en alcohol arruinando su salud. A pesar de no poder ni siquiera caminar seguía saliendo para ir a mendigar unos kopecks con los que comprar más alcohol.

Una noche un santo monje se le apareció en sueños y le dijo que tenía que ir al monasterio de la Madre de Dios de Serpukov y encargar allí un Moleben en honor de la Madre de Dios “Caliz inagotable. El hombre no hizo caso del sueño escusándose en que no podía andar ni tenía dinero para encargar el Moleben. El Geronta se le apareció una segunda vez más no hizo caso. A la tercera vez le reprendió severamente por no querer abandonar tan gran vicio.

Después de esto se levantó y se dirigió al monasterio. Extenuado por el viaje paró en un pueblo donde una anciana compasiva le frotó las piernas con hierbas medicinales que le hicieron encontrarse mejor. Al día siguiente reemprendió el viaje con ayuda de dos muletas llegando al monasterio al anochecer.

Después del oficio de los Maitines el soldado relató el sueño a los monjes, pero ninguno había escuchado hablar de aquel icono de la Madre de Dios. Al final uno de ellos recuerda el icono que estaba olvidado en uno de los pasillos que unía el diaconicen con el santuario. Sacaron los monjes el icono y lo pusieron en el analogio en medio de la Iglesia sirviendo en aquel momento el Moleben. El soldado regresó completamente curado de sus piernas a su pueblo y nunca más volvió a beber una gota de alcohol. Pronto corrió la noticia del milagro y hasta el día de hoy son muchos los alcohólicos que son lelvados allí por sus familias obteniendo la curación por intercesión de la Madre de Dios.

CONTAQUIO I

Tu Icono Santo es para nosotros fuente inagotable de curación para los males del cuerpo y del alma, oh Soberana Madre de Dios, y consuelo en las aflicciones. Por ello te cantamos agradecidos, alabándote como nuestra Protectora Misericordiosa. Oh Señora Soberana, a quien veneramos como “Cáliz Inagotable”, inclina hacia nosotros tu oído y misericordiosamente escucha nuestro lamento que te dirigimos con los ojos llenos de lágrimas y da la curación a aquellos que padecen de embriaguez, para que llenos de fe podamos exclamarte:

¡Regocíjate, Cáliz Inagotable, que apaga nuestra sed espiritual!

TROPARIO (tono 4º)

Ante tu Icono santísimo y milagroso
venimos los creyentes, oh Madre de Dios,
Tú que llenas para los fieles
el Cáliz inagotable de tu misericordia
y obras para ellos grandes e innumerables milagros.
Nosotros que los hemos contemplado,
con el corazón lleno de alegría te decimos llenos de devoción:
Oh Señora Soberana y Misericordiosa,
por tus oraciones ante tu Hijo, Cristo nuestro Dios,
que sean sanadas nuestras enfermedades y pasiones
y que Él salve nuestras almas.

domingo, 3 de mayo de 2009

Icono de la Madre de Dios “Alegría inesperada”





Este icono representa la escena de un milagro de la Madre de Dios. A la derecha del icono aparece el de la Madre de Dios “Odighitria”, la que muestra el camino. El vestido del Emanuel está abierto hasta el pecho, con las palmas de las manos abiertas mostrando las heridas de la crucifixión. A la izquierda de la escena aparece un hombre postrado ante el icono de la Madre de Dios en actitud de súplica. De sus labios salen las palabras del Arcángel Gabriel: “Regocíjate, Virgen Madre de Dios, llena de Gracia, el Señor está contigo. Bendita eres entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, porque darás a luz al Salvador de nuestras almas”.
El origen de este santo icono lo cuenta San Demitrio de Rostrov en su libro titulado “El vellón cubierto de rosas”Un hombre pecador tenía la costumbre de recitar el saludo angélico ante la Santa Madre de Dios y una noche mientras estaba orando en la iglesia vio a la Santa Madre y a su Hijo y como sangre resbalaba desde las manos y los pies Niño. Lleno de temor preguntó cual era la causa del sufrimiento del Salvador a lo que la Madre de Dios respondió que sus pecados y los de todos los hombres que no dejaban de crucificar a su Hijo.

Lleno de dolor por sus pecados pasó este hombre largo tiempo en oración delante del Icono derramando abundantes lágrimas siendo perdonado por las oraciones que la Santa Madre de Dios dirigió a su Hijo por lo que el hombre salió de la Iglesia lleno de alegría.
Santísima Madre de Dios, abrumados por el peso de nuestras iniquidades, a ti acudimos suplicantes y postrándonos ante tu imagen venerable te pedimos que intercedas por nosotros ante tu Hijo, Logos de Dios que se encarnó en tu seno, para que perdone nuestros pecados y así, llenos de un regocijo inesperado podamos cantarte con el ángel: Bendita tú entre y las mujeres y bendito el fruto de tu seno. ¡Aleluya!

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Mi nombre es Macario, soy de nacionalidad española y pertenezco al Patriarcado de Rumanía como hieromonje en la comunidad ortodoxa rumana de Elche (Alicante) Parroquia de la Santa Protección de la Madre de Dios. Esta parroquia pertenece a la Metrópoli para Europa Occidental y Meridional de la Iglesia Ortodoxa Rumana y está bajo la jurisdicción de Monseñor Timoteo (Lauran) Obispo del Patriarcado Rumano para España y Portugal, siendo nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José (Pop) con sede en Francia.